馃 La emoci贸n y la tensi贸n muscular | Soluciones Emocionales

La emoci贸n y la tensi贸n muscular

Nuestro cuerpo es un sistema completamente hol铆stico, y por tanto, no posee partes independientes entre s铆.

Las fronteras que puedan delimitar a las diferentes funciones de nuestra anatom铆a, son un concepto.

Es algo similar a lo que hacemos con nuestro planeta, al poner fronteras que diferencian a pa铆ses, mares, cadenas monta帽osas, etc, ya que en realidad esas fronteras son imaginarias.

Tambi茅n puedes oir la publicaci贸n en formato audio

Relaci贸n entre mente y cuerpo

Un claro ejemplo para evidenciar esta relaci贸n es el pol铆grafo. Mediante unos sensores, que miden varios par谩metros del cuerpo, se interpreta lo que est谩 pasando en la mente.

O por ejemplo, cuando accedemos mentalmente a un recuerdo, nuestro cuerpo reacciona como si fuese real de nuevo, ya sea riendo, llorando, sudando, sec谩ndose la boca, relaj谩ndonos, o tensando la musculatura.

Estos casos son totalmente evidentes, pero hay otros casos en los que la evidencia no es tan palpable.

驴Han observado lo r谩pido que envejece el cuerpo de la persona que llega a la presidencia de un pa铆s, una vez que lleva entre cuatro y seis a帽os desempe帽ando el puesto?

Otro indicador de la relaci贸n mente y cuerpo es el efecto placebo, o la propia hipocondr铆a. 

Si pudi茅semos activar a voluntad el mismo mecanismo que activa el placebo, entrar铆amos en una nueva dimensi贸n en cuanto a la salud social.

Actividad y reparaci贸n

Nuestro sistema nervioso tiene dos fases; vagoton铆a y simpaticoton铆a, claramente definidas a lo largo del d铆a.

Estas dos fases se podr铆an resumir llam谩ndoles fase activa (acci贸n/reacci贸n), y fase descanso (reparaci贸n). 

Digamos que el cuerpo, ante situaciones vivenciales, requiere atenci贸n hacia el exterior de s铆 mismo para interactuar con nuestro entorno.

Esta atenci贸n hacia el exterior nos capacita para gestionar en ocasiones, situaciones de gran estr茅s, lo cual pone a nuestro cuerpo en unas condiciones qu铆micas y energ茅ticas que propician la respuesta fisiol贸gica necesaria (defensa/ataque/huida).

Por ejemplo reduciendo flujo sangu铆neo de 贸rganos menos urgentes, en ese instante, como puede ser el tubo digestivo o los genitales, para llevarla a la musculatura.

Se puede resumir de un modo sencillo: es como si el cuerpo, que constantemente est谩 trabajando para mantener un equilibrio homeost谩tico saludable, recibiese la orden de parar ese trabajo, para atender una necesidad m谩s urgente, dada su relaci贸n con la supervivencia a corto plazo.

Esta fase de actividad tiene diferentes grados de intensidad, y su activaci贸n puede producirse por una situaci贸n que acontece en el instante presente, por un pensamiento relacionado con un hipot茅tico futuro, por un recuerdo del pasado, o por la combinaci贸n de las tres simult谩neamente.

Este estado precisa ser compensado con su complementario, el de descanso/reparaci贸n, que es utilizado por el cuerpo, para realizar algo similar a, tareas de reparaci贸n y mantenimiento.

Aqu铆 la atenci贸n es conveniente que est茅 recogida hacia dentro.

Es muy similar a los coches de f贸rmula 1. Entre carrera y carrera precisan mantenimiento. Incluso en el curso de la carrera, precisa hacer algunas paradas en boxes para que aguanten la carrera.

Ejemplo de alternancia fases activa y reparaci贸n

Estamos dentro de una tienda de campa帽a en un paraje de 谩frica. Llevamos tres d铆as con fiebre alta, diarrea y v贸mitos. 

Nuestro cuerpo se configura fisiol贸gicamente de manera que pueda hacer frente al proceso de enfermedad. 

Nos encontraremos profundamente inmersos en fase vagot贸nica (descanso/reparaci贸n).

Consecuentemente, nos sentiremos sin energ铆a, con poco inter茅s por las cosas de nuestro alrededor, sin apenas apetito, con mucho sue帽o, etc.

Toda la energ铆a del cuerpo est谩 芦recogida hacia dentro禄 pues la necesita para hacer frente a la enfermedad, recomponer los desperfectos, y limpiar los residuos generados.

En ese momento, notamos que algo empuja la tela de nuestra tienda de campa帽a tocando nuestra cabeza y o铆mos el inconfundible rugido de un le贸n.

En un instante pasamos de fase vagot贸nica profunda, a fase activa extrema.

El cuerpo se reconfigura para luchar, huir, o defenderse, y nuestro sistema inmunitario queda en espera de que la situaci贸n cambie, pues toda la energ铆a se precisa para una necesidad m谩s inmediata.

Lo real y lo simb贸lico

Como ya expuse anteriormente, nuestro cuerpo reacciona fisiol贸gicamente ante un recuerdo.

Esto ocurre de id茅ntica forma cuando lo que pasa por nuestra cabeza es una idea de algo que pueda ocurrir.

Estamos en nuestro puesto de trabajo y nuestro jefe con evidente exigencia y aires de amenaza, nos reclama un trabajo que se ha retrasado por complicaciones imprevistas.

Cuando comenzamos a llegar al final del trabajo nos damos cuenta de un error que nos obliga a repetirlo de nuevo, y eso nos llevar谩 tres jornadas de trabajo.

En ese instante se produce una intensificaci贸n de nuestra fase de actividad, y nuestro cuerpo se prepara para huir, defenderse, o luchar, pero nosotros continuamos en una silla sentados.

Esa configuraci贸n fisiol贸gica es desfavorable para estar sentados en una silla.

Cada vez que nuestra mente se enfoca en algo que para nosotros supone el deseo de que acontezca algo, o de conseguir un logro, estamos activando nuestra fase de actividad.

Una fase de actividad reclamada en exceso, roba espacio a la fase de descanso/reparaci贸n, y eso es lo que llamamos estr茅s.

Se cuentan por centenares los estudios cient铆ficos que demuestran la relaci贸n entre disfuncionalidades de salud f铆sico- mental y estr茅s.

El estr茅s es miedo a que no acontezca, o no lograr lo deseado, o bien, miedo a que acontezca lo no deseado.

Dijo Nisargadata, que el deseo es el recuerdo del placer, y el temor es el recuerdo del dolor.

El miedo tiene tres estados equivalentes a los estados s贸lido, l铆quido, y gaseoso del agua. 

Los tres estados en que se manifiesta el miedo son ansiedad, enfado, y tristeza.

Una vez estamos polarizados al miedo, comienza un proceso de somatizaci贸n ps铆quica y f铆sica, que se retroalimenta a s铆 misma.

Este proceso de estr茅s es un mecanismo imprescindible para la supervivencia de la especie, y es por eso que lo conservamos, pero el problema viene cuando estamos manteniendo durante horas, d铆as, semanas, meses, e incluso a帽os, pensamientos que en mayor o menor intensidad ponen en marcha esa fase de actividad, dejando cada vez menor espacio a su complementaria e imprescindible fase de descanso/reparaci贸n.

Poner atenci贸n sobre algo es darle valor, y por lo tanto generar su aparici贸n en nuestra vida f铆sica.

Pues aunque nos contemos lo contrario, en nuestra vida acontece aquello que atendemos, dado que atender es amar, y el amor es la fuerza creativa del universo f铆sico y metaf铆sico.

Reacciones autom谩ticas

Cuando nos encontramos en fase activa, hay ciertas reacciones al entorno que son puramente instintivas y autom谩ticas.

Por ejemplo, conduciendo por una carretera, al atravesar un cruce un coche se ha saltado un sem谩foro.

Nuestro pi茅 soltar谩 el acelerador, y pisar谩 el freno antes de que a nosotros nos d茅 tiempo a ser conscientes de lo que realmente ocurre.

Durante ese corto espacio nuestro cuerpo produce una reacci贸n qu铆mica y fisiol贸gica en cadena que lo configura para solucionar un peligro para la supervivencia.

Esta reacci贸n permite un consumo extra de energ铆a, y focaliza la atenci贸n 煤nica y exclusivamente en la situaci贸n.

驴Pero qu茅 ocurre cuando yo imagino un accidente mortal mientras desayuno?

para nuestro inconsciente, lo pensado y lo real produce reacciones similares, y en ocasiones id茅nticas.

La tensi贸n muscular y la ansiedad

Dije que las tres manifestaciones del miedo son ansiedad, tristeza, y enfado. 

La ansiedad es el bloqueo de no poder contar con herramientas para solucionar una adversidad.

Las situaciones diarias de dos individuos pueden ser calcadas, y en cambio uno de ellos se puede acabar medicando por ansiedad, el otro considerarse afortunado.

Por lo tanto la felicidad es una opini贸n. Y aquel que diga que no se puede cambiar de opini贸n deber铆a explicarnos c贸mo dejo de hacer de vientre en un pa帽al, para hacerlo en un inodoro.

Cuando una regi贸n muscular se tensa en exceso, da pi茅 a que otras tengan que modificar su funci贸n para compensar, esto a su vez acaba generando una reacci贸n en cadena, ya que como dije las fronteras en el cuerpo, son conceptos imaginarios al tratarse de un sistema completamente hol铆stico. 

Contracturas por tensi贸n nerviosa

Como dije, el cuerpo es un sistema hol铆stico. Es conocida, aunque quiz谩 no lo suficiente, la relaci贸n que hay entre la disfuncionalidad de ciertos 贸rganos con cierto tipo de contracturas.

Por ejemplo, dolores cr贸nicos sin previo traumatismo, en la zona del om贸plato derecho y tort铆colis frecuentes en lado derecho, pueden guardar relaci贸n con una disfuncionalidad del h铆gado.  

En este ejemplo, el del h铆gado, estamos hablando de un 贸rgano que es especialmente sensible al estr茅s.

驴Como aliviar la tensi贸n muscular relaj谩ndose?

Facilitando que nuestro cuerpo tenga las condiciones adecuadas para pasar a fase de reparaci贸n.

En este punto cualquiera puede decir, claro, me espero a que lleguen las vacaciones para poder relajarme. Esto evidentemente no es as铆. 

Como ya dije nuestra fase activa tiene diferentes grados de intensidad, y gran parte del estr茅s generado no tiene que ver con el acontecimiento presente, sino con recuerdos, o con conjeturas futuras.

No es solo una cuesti贸n de tumbarse en un sof谩 a la pata llana toda la tarde. De hecho, se puede estar en un sof谩 tumbado totalmente estresado, y se puede estar en una labor activa intensa, de manera totalmente relajada.

Esta es la clave fundamental, para relajar nuestro cuerpo, ya que un cuerpo que intensifica mucho su estr茅s en fase activa, requiere de una intensidad proporcional, para restablecerse en su fase de descanso/reparaci贸n.

Convertir la meditaci贸n en un h谩bito de vida es primordial, y no me refiero a ir a un lugar con una est茅tica concreta, o realizar liturgias o algo que se le parezca.

驴Han visto alguna vez a un gato haciendo absolutamente nada, a la vez que est谩 perfectamente despierto y atento?

La mejor manera para relajar la tensi贸n muscular, es mantenernos en un presente constante. A esto se le llama, aqu铆 y ahora, mindfulness, estado de presencia, karma yoga, dharma, etc.

Recomiendo la visualizaci贸n de este video en que explico de forma muy clara y resumida este concepto.

Tensi贸n en la cabeza a causa de los nervios

Nuestro di谩logo mental, es la piedra angular de nuestra actitud, y por tanto es aqu铆 donde hay que poner especial atenci贸n.

Uno de los primeros puntos en que podemos ser conscientes de que nuestro di谩logo mental est谩 sobreactivando nuestra fase activa, es en la cabeza.

Especialmente en la musculatura de la mand铆bula, la zona de la nuca, y la zona de la frente.

De igual manera que cuando circulamos por carretera con nuestro veh铆culo, vamos pendientes del veloc铆metro, para evitar que un radar nos haga una foto por exceso de velocidad, debemos ser consciente de la tensi贸n muscular en esas regiones.

Cuando apreciemos excesos de tensi贸n, hemos de ser honestos con nosotros mismos, y reconocer que estamos prefiriendo tener raz贸n a ser felices, y ser conscientes de que las consecuencias las pagaremos nosotros mismos, nuestras personas queridas, y nuestro entorno social por ese mismo orden.

Deja un comentario

Call Now Button
× 驴C贸mo puedo ayudarte?