🥇 Borrar el pasado | Soluciones Emocionales

Borrar el pasado

A continuación voy a dar mi visión respecto a 7 búsquedas muy frecuentes en internet que guardan relación con borrar el pasado, desde una perspectiva constructiva y aplicable.

¿Porqué nos cuesta borrar y olvidar el pasado?

Tenía algo que ahora deseo (Carencia)

Puedo volver a vivir aquello horrible (Miedo)

No he perdonado (Rencor)

No me he perdonado (Culpa)

Puntualizar que rencor y culpa son la misma cosa. Por mucho que el rencor genere odio, y la culpa vergüenza. Ambos son ausencia de amor, lo cual genera malestar propio.

Me refiero a ausencia de amor partiendo de la idea de que amor es la sensación de que ni sobra ni falta nada.

Puedes complementar esta publicación viendo el vídeo o bien visitar mi canal de youtube

¿Cómo olvidar algo que no quieres recordar?

A modo de símil expondré una situación aparentemente inversa, pero en el fondo proporcional:

Nos enamoramos de un desconocido/a. Idealizamos a esa persona, nos declaramos y somos correspondidos, pasamos un periodo de noviazgo y pasado un tiempo decidimos convivir. 

Pasados los años, ese enamoramiento e idealización se convierte en un amor “menos intenso”, pero mucho más estable, o por el contrario nos damos cuenta de que habíamos inventado una idea sobre esa persona y deja de interesarnos.

Con el recuerdo del pasado ocurre lo mismo, si lo desidealizamos conociéndolo en profundidad, surgirá una relación menos intensa, pero mucho más estable, o bien dejará de tener valor y en el fondo recordar algo es darle valor, pues se valora lo que se atiende indiferentemente del estado emocional con que se atienda.

Borrar el pasado y recuerdos dolorosos

El deseo de olvidar un recuerdo doloroso, es en realidad una conducta temeraria ya que uno de los pilares básicos de la supervivencia humana es recordar las vicisitudes del pasado para adaptarse al medio.

Cuando recordar algo del pasado nos dificulta la vida en el presente, es evidente que se ha invertido el sentido y la utilidad de la memoria mediante un encadenamiento de ideas equivocadas que precisan ser contrastadas y modificadas. 

Superar el pasado olvidando

En primer lugar se trata de  ver que es lo que nos mantiene atados al pasado. (carencia, miedo, rencor, culpa). Por algún motivo nos interesa borrar el pasado y tenemos que detectarlo.

Una vez localizado, centraremos el trabajo en el concepto en sí, y no en la situación vivida, dado que la situación no es la causa sino la consecuencia.

Por ejemplo, si la atadura al pasado tiene un carácter de rencor, la clave estará en hacer un análisis de cómo gestionamos, y hemos gestionado el rencor en nuestra vida. No se trata únicamente de borrar el pasado sinó de analizar los motivos por los cuales queremos hacerlo.

Esto producirá una visión diferente sobre el recuerdo molesto, y por tanto una conclusión diferente. Diálogos internos armónicos producen estados emocionales equivalentes. De esta manera podemos conseguir borrar el pasado.

No te avergüenzes del pasado

Sentir vergüenza del pasado es un síntoma de arrogancia dando que estamos dando por hecho que nuestro yo del pasado es inferior o digno de vergüenza, por el hecho de haber carecido de experiencia o de oportunidades.

Solo hemos de traer esta idea al presente, y colocarlo sobre otra persona, para darnos cuenta de que en el fondo nos sentimos superiores a ella, lo cual nos convierte automáticamente inferiores a una tercera persona. 

La comparación es una grandísima herramienta de supervivencia, pero utilizada erróneamente anula nuestra asertividad, lo cual es una fuente de malestar emocional y por tanto físico.

La hipnosis para olvidar el pasado

Borrar el pasado, un recuerdo disfuncional, nos ayudaría mucho a reducir el estrés emocional, y nos proporciona una estabilidad básica para sentirnos fuertes. El caso es que a mi entender esto es solo actuar sobre el efecto dejando activa la causa.

El recuerdo recurrente es indicador de un aprendizaje sin finalizar, que está relacionado con: carencia, miedo, rencor, o culpa.

La vivencia que se desea olvidar, solo es la forma en que se manifestó ese aprendizaje no realizado.

Tendemos a pensar que nuestro estado interior es consecuencia de nuestras vivencias,  pero si vivimos imaginando que lo que ocurre en nuestra vida es consecuencia de nuestro estado interior, vivimos la vida con responsabilidad, lo cual nos aleja del victimismo y por tanto de uno de los mayores lastres emocionales.

Un analgésico para reducir la fiebre nos hace sentir mejor, pero no elimina el foco infeccioso. La fiebre es efecto y la infección es causa.

Meditación para olvidar el pasado

La meditación tiene como fin la desidentificación, con el concepto del yo (ego), y de todas sus máscaras.

La necesidad de “amputarnos” o borrar el pasado, proviene del concepto del yo y toda su marea de inseguridades, rencores y culpas.

Por lo tanto la meditación es un gran herramienta para integrar el pasado.

En esencia se trata de aprender a aquietar nuestro hábito compulsivo de pensar desordenadamente.

Esto se logra mediante la autobservación de nuestros pensamientos. 

La mente es descomunalmente poderosa, y por lo tanto requiere inteligencia para ser utilizada pues su poder puede ser igual de constructor, como de destructivo. Vaya por delante que me refiero a inteligencia como la capacidad de saber escoger. 

Por extraño que pueda parecer, generar un hábito de reducción de ruido mental mediante una atención presencial, es la clave para dejar de necesitar borrar el pasado.

Deja un comentario

Call Now Button
× Â¿Cómo puedo ayudarte?